20 años del Día Mundial de la Libertad de Prensa

Por Manolo RoCa

El 3 de mayo de 1993 fue proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas ONU el Día Mundial de la Libertad de Prensa. También celebrado como el aniversario de la Declaración de Windhoek.

Ahora que han pasado 20 años de celebrar la libertad de prensa me surgen tres dudas:

  • ¿La libertad de prensa sólo depende quienes la ejercen y de quienes la regulan (gobiernos, instituciones, medios de comunicación, congresos, etc.)?
  • ¿Los comunicadores, periodistas, bloggers, ciudadanos, académicos, etc. entendemos el concepto: Libertad de prensa?
  • ¿La información depende únicamente de la línea editorial de quien la publica. Sea un medio, un blogger, una institución o un periodista freelance?

20 años libertad de prensa - hablar sin riesgoQuisiera tener las respuestas correctas a estas interrogantes, pero lo único que tengo y puedo decirles es lo que veo y considero como el mejor camino para ejercer la publicación de información en el contexto más adecuado de Libertad de prensa.

————————————————————

Por supuesto que creo que la Libertad de prensa NO depende únicamente de quienes la ejercen ni de quiénes la regulan. Depende de nuestra exigencia de contenidos como ciudadanos, como consumidores de los medios de comunicación. Depende si solicitamos información precisa, sin pretensiones ni intenciones más allá que las de informar objetiva y socialmente responsable.

Sobre el concepto de Libertad de prensa creo que por ambos lados (productores y consumidores de información) muchas veces confundimos la libertad de DECIR lo que pensamos con el debido ejercicio de transmitir información que debe ser pública y de interés general de la sociedad. Aquí pongo el ejemplo de cuando cualquier persona publica en sus redes sociales lo que piensa de otra persona como una observación individual, pero esta acción se repite de formas similares cuando algún comunicador, periodista o medio de comunicación hace lo mismo sobre un tema, algún gobernante o personaje público. Es aquí donde me atrevo a señalar que el concepto Libertad de prensa es confundido con la libertad de decir como ciudadano, ya que como profesionales de la comunicación conocemos que existen fundamentos periodísiticos escenciales para publicar, tales como la objetividad, verificación de la información y, algo que considero importante para la evolución de cualquier sociedad, que el contenido a publicar sea en beneficio del crecimiento ciudadano.

Finalmente, creo que siempre ha existido una estrecha relación entre el contenido y el consumo del mismo. Digo esto porque regularmente se pone sobre la mesa de redacción la disyuntiva de qué va primero: ¿lo que vende más o la información que ayudará a la sociedad a tomar las mejores decisiones en su vida diaria?

Sinceramente considero que en algunos momentos tenemos lo que pedimos y con esto me refiero a que si como consumidores de información buscamos satisfacer nuestro morbo por saber qué pasa en una guerra o qué pasa con el tráfico de órganos o qué pasa en la vida privada del presidente de X país o sobre la última infidelidad de X actriz seguro nuestras pantallas de TV, PC, Smarthphones, tablets estarán atascadas de estos contenidos por el simple hecho de que eso es lo que hemos solicitado a quienes la producen y a quienes la publican. Por supuesto que esta observación no disminuye la responsabilidad de los profesionales de la comunicación para poner a disposición de la sociedad contenidos únicamente para evadir realidades, pero tampoco para exagerarlas, se trata de atender a uno de los principios fundamentales del periodismo: equilibrio de la información.

Así es que ahora en estos 20 años de celebrar el día de la libertad de prensa invito a reflexionar sobre lo que pedimos y sobre lo que producimos. Definitivamente, más allá de un sueño, pongo sobre la pantalla el reto de actuar con responsabilidad en cada uno de nuestros lugares: como ciudadano y como profesional de la comunicación. Cuestionar ¿de qué me sirve lo que estoy viendo? y ¿Por qué voy a publicar esto?

Saludos desde aquí y hasta allá.

Aquí abajo les dejo el informe Pressing for freedom que publicó la UNESCO.

pressing-for-freedom-informe-unesco

PD:

Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

20 años de libertad de prensa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s