Camboya acusa a Tailandia de bombardeo ‘inhumano’

El conflicto entre ambos países ha dejado hasta el momento al menos 14 muertos y 55 mil evacuados a ambos lados de la frontera

Periódico El Universal (México)

El Gobierno de Camboya acusó hoy a Tailandia de llevar a cabo un bombardeo inhumano e indiscriminado con la oculta intención de anexionarse territorio camboyano y pidió la mediación de la comunidad internacional en el conflicto.

“El bombardeo inhumano e indiscriminado de Camboya por parte de Tailandia no es otra cosa que un crimen contra la humanidad”, afirmó el Consejo de Ministro de Camboya a través de un comunicado, emitido cuando se cumplen seis jornadas consecutivas de enfrentamientos entre los ejércitos de ambos países en la frontera común.

“Esto ha dejado de ser una escaramuza fronteriza, como presenta Tailandia y como al infame Ministerio de Exteriores de Tailandia le gustaría que la comunidad internacional creyese que es. Es una agresión flagrante y, de hecho, el preludio de una guerra no declarada para anexionarse territorio camboyano”, añade la nota oficial.

Camboya ha elevado en los últimos días, a medida que se intensificaban los bombardeos y enfrentamientos, su tono contra el vecino.

Por su parte, Tailandia acusa a Phnom Penh de iniciar las hostilidades el pasado día 22, se niega a internacionalizar el conflicto e insiste en mantener conversaciones bilaterales.

Hasta la fecha han muerto un civil, seis soldados tailandeses y siete militares camboyanos y unas 55 mil personas se encuentran en centros de evacuación en ambos países.

Los enfrentamientos han tenido lugar en torno a los templos de Ta Muen, Ta Kwai y Preah Viehar, este último a más de cien kilómetros al este de los anteriores.

La ONU, Estados Unidos y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) ejercen una fuerte presión sobre los gobiernos de ambos países para vuelvan a la mesa negociadora.

La frontera entre ambos países, fuertemente minada, nunca han estado claramente definida desde que Francia abandonó sus colonias en el Sudeste Asiático tras la II Guerra Mundial y las disputas soberanistas han sido frecuentes.

El conflicto actual comenzó en 2008, cuando la UNESCO declaró patrimonio de la humanidad Preah Viehar, un templo hindú del siglo XI, y lo incluyó dentro de Camboya.