Japón pide ayuda internacional

Expertos franceses, estadounidenses y de otras naciones —incluyendo un robot— fueron enviados a Japón para ayudar

Periódico El Universal

Japón pidió ayer ayuda a Francia y Estados Unidos para detener la fuga de radiactividad en la planta nuclear de Fukushima, afectada por el terremoto y tsunami del 11 de marzo, y hoy la prensa local informó que el gobierno nipón está planeando tomar el control de Tokyo Electric Power Co. (TEPCO), el operador de la central, mediante la inyección de fondos públicos.

Expertos franceses, estadounidenses y de otras naciones —incluyendo un robot— fueron enviados a Japón para ayudar. El presidente francés, Nicolás Sarkozy, visitó ayer Tokio y se reunió con el primer ministro Naoto Kan, a quien le expresó su solidaridad.

Sarkozy hizo un llamado para reformar los estándares nucleares este año, en momentos en que nuevos análisis en un desagüe cercano a los reactores 1 a 4 de la central revelaban que la yodina supera 4 mil 385 veces el límite legal.

Radiación se dispara

Una muestra tomada en un túnel subterráneo, afuera del reactor 1, revelaron radiación en grados que superan 10 mil veces los niveles normales, según admitió TEPCO.

En medio de la crisis, el gobierno busca hacerse con el control de la operadora, criticada por su manejo de la emergencia. De acuerdo con el diario Mainichi, el gobierno de Japón busca inyectarle fondos públicos, aunque es poco probable que asuma una propiedad superior al 50% en la compañía, dijo un funcionario no identificado que fue citado por el diario. “Si la participación supera el 50%, será nacionalizada. Pero eso no es lo que estamos evaluando”, dijo.

Los funcionarios japoneses debaten si deben o no extender la zona de evacuación alrededor de las instalaciones, que siguen liberando radiación tras resultar afectadas. La Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial de Japón (NISA, por sus siglas en inglés) dijo que analiza un reporte emitido por la Agencia Internacional de Energía Atómica de Naciones Unidas sobre los altos niveles de radiación en la villa de Iitate, a 40 kilómetros de la planta.

En Estados Unidos, la Comisión de Regulación Nuclear (NRC) indicó ayer, tras una inspección motivada por los sucesos en Japón, que existen tres reactores nucleares que aunque operan “con seguridad” deben ser revisados. Se trata de las plantas de Fort Calhoun, en Nebraska; Robinson Unit, en Carolina del Sur, y Wolf Creek, en Kansas.

En California, el Departamento de Salud encontró radiación en niveles “inofensivos” en leche producida en las inmediaciones de San Luis Obispo. También se detectó baja radiación en una muestra de leche tomada en la localidad de Spokane (Washington).

En contraste, en México, el director de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias de la Secretaría de Energía, Juan Eibenschutz, consideró “imposible” que la radiactividad de Japón afecte a los mexicanos. “Si en Japón, a 40 kilómetros de la planta, no ha sido necesario evacuar a la gente, ¿por qué nos preocupamos a 10 mil kilómetros de distancia? No lo entiendo”, dijo.

Recordando las primeras horas del tsunami

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s