Mubarak no renuncia, pero cede autoridad

El premio Nobel de la Paz y principal activista prodemocrático en el país, Mohamed el-Baradei, pronosticó que “Egipto estallará”, a raíz de la decisión ambigua de Mubarak

Periódico El Universal (México)

EL CAIRO (Agencias).—  El estado de ánimo en la plaza Tahrir era exultante: los manifestantes pensaban que el momento histórico había llegado y que el presidente Hosni Mubarak estaba a punto de renunciar. Sin embargo, pasaron de la euforia a la furia.

Mubarak comenzó a hablar en la televisión el jueves por la noche y su voz reverberaba en las bocinas y las radios incorporadas en los teléfonos celulares, pero las palabras que la multitud esperaba no fueron pronunciadas.

Mubarak no estaba presentando su renuncia.  Incluso antes de que terminara de hablar, la gente lo abucheó y gritó: “¡Márchate!” o “¡No estamos contentos!”, mientras que levantaban sus zapatos y los agitaban con las suelas apuntando hacia donde había una pantalla enorme que mostraba al presidente hablando desde un podio.  Mostrar los zapatos es un grave insulto en el mundo árabe.

El mensaje del mandatario desató más protestas en todo el país esta madrugada, informó Al Jazeera.

Mubarak  entregó parte del poder al vicepresidente Omar Suleiman y prometió algunas reformas, incluyendo el retiro de las leyes de emergencia, que rigen al país desde 1981.

El presidente dijo que solicitó la enmienda de cinco artículos constitucionales para flexibilizar las condiciones restrictivas sobre los candidatos a la presidencia, para restaurar la supervisión judicial de las elecciones y para imponer límites a los periodos presidenciales.  También anuló un artículo constitucional que le da al presidente el derecho a ordenar un juicio marcial para civiles acusados de terrorismo, lo que facilitará el fin del estado de emergencia  compuesto en 1981.

La gente comenzó a llorar apenas minutos después de agitar banderas egipcias y gritar: “¡Casi lo logramos!”, mientras cientos de miles se reunían en la plaza en espera del discurso de Mubarak.  Además de la concentración en El Cairo, se realizaron nuevas manifestaciones y huelgas en el resto del país, mientras que un número mayor de egipcios pide el cambio.

Mubarak también prometió que castigará a las personas detrás de la violencia desatada en las últimas dos semanas y expresó sus condolencias a las familias de los muertos.

Mubarak dijo  que permanecerá en el país y que se mantiene firme en la intención de “proteger la Constitución y salvaguardar los intereses de la población (…) hasta que el poder sea entregado a aquellos electos en septiembre por la población en elecciones libres y justas en las que todas las garantías de transparencia sean aseguradas”.

Inmediatamente después del discurso de Mubarak,  Suleiman pidió a los manifestantes “regresar a casa” y a todos los egipcios que se unieran y miraran “hacia el futuro”.

El país estallará: El Baradei

El premio Nobel de la Paz y principal activista prodemocrático en el país, Mohamed el-Baradei, pronosticó que “Egipto estallará”, a raíz de la decisión ambigua de Mubarak.

El-Baradei exhortó incluso a los militares a intervenir. “El ejército debe salvar ahora al país”, dijo El-Baradei en su cuenta de Twitter.  “Convoco al ejército egipcio a intervenir de inmediato para rescatar a Egipto. La credibilidad del ejército está en juego”.

Los Hermanos Musulmanes  criticaron de inmediato el mensaje de Mubarak. “Su discurso es frustrante e ignora la voluntad popular”, señaló Helmi al-Gazzar, alto miembro del movimiento en Egipto.

Obama duda de transición

El presidente Barack Obama instó anoche al gobierno egipcio a explicar a su pueblo prontamente en qué consisten los cambios anunciados  previamente por el presidente Mubarak.

En un comunicado, Obama dijo que se ha hablado a los egipcios sobre un traspaso del poder, pero no está claro si los cambios son inmediatos, significativos o suficientes. El mandatario estadounidense dijo que demasiados egipcios no están convencidos sobre si el gobierno busca seriamente avanzar hacia una genuina transición a la democracia. Con el anuncio de su permanencia en el poder hasta septiembre, Mubarak contradijo públicamente las versiones de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) que apuntaban a una inminente renuncia del mandatario egipcio.    Horas antes de la aparición del presidente egipcio en cadena nacional, el director de la CIA, León Panetta, reportó al Congreso que había una “fuerte probabilidad” de que Mubarak renunciara en las próximas horas.

Mubarak remarcó que no va aceptar “el dictado de órdenes desde afuera, no importa el origen ni la justificación”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s