El honor de morir a palos

Aumentan en India los asesinatos de mujeres y parejas de novios por casarse entre diferentes castas

elpais.com – Nueva Delhi – 06/09/2010

Anita está huyendo de su familia: sus padres y hermanos la quieren matar. Esta joven india se ha enamorado de Bipin, de una casta inferior, y sus parientes consideran que con esto ha “manchado su honor”. Anita y Bipin, de 24 y 23 años, han escapado una noche de su aldea: todos los casos que conocen de matrimonios entre castas han terminado con la muerte de uno o los dos enamorados.

No hay datos exactos de cuántos crímenes de este tipo se dan en India porque son registrados como homicidios y porque en las familias los tratan como suicidios, aseguran los especialistas. Un estudio independiente de dos abogados especialistas en custodia infantil, Anil y Ranjit Malhotra, habla de “más de 1.000 asesinatos por honor cada año en India”. Por su parte, la ONG Shakti Vahini documentó en un estudio del Departamento de la Mujer 121 crímenes en dos años. Algunas parejas cayeron a palos, otras a tiros, colgadas en árboles, obligadas a tomar veneno o apedreados hasta morir.

“La mayor parte de los casos son por casarse con gente de diferente casta y los parientes de la mujer son más agresivos si el chico es de una casta más baja”, asegura Ravi Kant, el abogado al frente del documento entregado a la Corte Suprema.

Sociedad patriarcal

Es justo el caso de Anita y Bipin (nombres supuestos) que han huido a Nueva Delhi. Anita es de una familia de terratenientes, pertenece a una casta más alta y ha terminado sus estudios como maestra. Bipin solo terminó la primaria y aunque no le va mal en su trabajo, es “solo” un vendedor de zapatos. La pareja asegura que quiere regresar a su aldea, donde está toda su vida y pueden ganarse el sustento. “Pero mi familia debe aceptar a mi marido: tengo derecho a escoger a mi compañero de vida”.

Cada vez más jóvenes quieren escoger a su pareja: “Hay un creciente conflicto entre una estricta sociedad patriarcal y mujeres cada vez más educadas, con más voz, con más poder, que trabajan y que quieren conocer a su pareja por sí mismas”, apunta Kant.

Anita y Bipin buscan en Nueva Delhi que se les brinde protección policial para poder volver a su aldea. Pero la policía, hasta ahora, si no ha sido solo espectadora, “ha sido parte del problema”, coinciden los expertos. Los policías también están, como las comunidades, influidos por los consejos locales, que no tienen autoridad oficial pero sí gran peso en las decisiones de las aldeas, asegura Kant. El Gobierno planea cambiar la ley para que estos “homicidios” pasen a ser “crímenes de honor” y aseguran que les avergüenzan. Para proteger a los jóvenes de los asesinatos por amor y para defender el derecho a escoger la pareja se creó en Nueva Delhi un grupo de voluntarios llamados El comando del amor. Tienen un teléfono de ayuda que recibe más de 100.000 llamadas al año, asegura su fundador, Sanjay Sachdev. El comando da consejo, procurar asistencia legal y, en casos desesperados, acoge a las parejas que huyen. Tienen cinco refugios en Nueva Delhi.

En algunos casos han intervenido para ayudar a escapar a una pareja. Como única arma llevan aerosoles de pimienta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s